BUENA VALORACIÓN DE LAS MEJORAS EN LA CALLE ITURRALDE

Hagamos un poco de historia. La problemática de la calle Iturralde se viene reflejando desde hace muchos años en las asambleas de barrio. Desde el año 2003 contamos con un proyecto en el que se plantea, en dos fases, la reforma integral de la zona comprendida entre los números 6 y 18 de la calle.

Por otro lado, en la encuesta de prioridades celebrada entre el 23 de octubre y el 14 de noviembre pasados, la propuesta para “mejorar la accesibilidad” en esta zona concreta de la calle Iturralde fue la más valorada y destacada en Areta.

Como era de esperar, conocida la valoración otorgada por Areta a esta problemática, en la asamblea de barrio correspondiente al segundo semestre de este año, las personas que acudieron a la misma pusieron de manifiesto sus expectativas sobre la solución a esta problemática. Su pregunta ha sido rotunda: ¿qué va a hacer ahora el Ayuntamiento?

Aunque sin concretar en un calendario, en todas las intervenciones municipales se puso de manifiesto la oportunidad del momento, reforzada por los resultados de la encuesta, para abordar de un modo definitivo las soluciones a este tramo de la calle Iturralde, condicionado siempre por la disponibilidad de los recursos económicos municipales. En un horizonte cercano se veía la necesidad de actualizar, de acuerdo con el vecindario, el proyecto existente.

Sean cuales sean los pasos a dar en las próximas fechas, el Ayuntamiento  ya había adquirido un compromiso, con la aprobación de los presupuestos para el año 2012, tendente a resolver los problemas más acuciantes en la calle Iturralde. A tal fin, se incluyó en el presupuesto municipal una partida por un valor de 38.000 € destinada a la colocación de barandillas, facilitando de este modo la accesibilidad a un espacio de compleja orografía.

Recientemente, han sido instaladas las barandillas en diferentes lugares de la calle y en los accesos a los portales. Esto unido a la instalación de un foco complementario a la altura del número 6 de la calle, reforzando la iluminación en una zona de complejo acceso, ha sido bien valorado por los vecinos y vecinas afectadas. El objetivo ha sido actuar, al menos, sobre lo más urgente.

Sabemos que aún quedan problemas importantes por resolver. Lo tenemos presente. Esperamos poder concretar, próximamente, un calendario de trabajo con el barrio que nos permita planificar la reforma integral de una zona que está esperando durante demasiado tiempo.